lunes, 25 de septiembre de 2017

Hormona de la saciedad


¿Sabías que tanto el estrés como las dietas restrictivas pueden alterar el trabajo de la hormona de la saciedad y hacer que esta no funcione como corresponde? Así, terminamos por comer de más
hormona de la saciedad
La leptina es la principal hormona de la saciedad. Es la que se encarga de enviar una serie de mensajes a nuestro cerebro para advertirle de que ya estamos “llenos”, de que ya no tenemos hambre.
No obstante, es importante matizar un pequeño aspecto. No es lo mismo apetito que hambre.
El apetito es un deseo emocional, y por tanto, no siempre está regido por esta hormona, sino que se le añaden mecanismos cognitivos, perceptivos y sobre todo,emocionales.
Por otro lado, lo que definimos como “hambre” es una necesidad fisiológica con la cual cubrir nuestras carencias nutricionales y permitirnos así sobrevivir.
Decir, por tanto, que lo ideal sería siempre comer cuando tuviéramos hambre, es algo más que evidente.
Cuando nuestro organismo requiere de verdad ese aporte de nutrientes saludables con los que mantener la estructura y las funciones celulares y proporcionarnos energía es cuando las hormonas de la saciedad como la leptina, cumplen mejor su función.
Los antojos y el apetito emocional son los que más estragos ocasionan a nuestro peso y a nuestra salud.
Veamos por tanto alguna información más sobre cómo funcionan la principal hormona de la saciedad y cómo podemos “cuidar” de ella para que trabaje de forma adecuada y precisa.

1. La leptina: la hormona de la saciedad que abunda en exceso en las personas con sobrepeso

leptia
Es muy posible que este enunciado haya llamado la atención de nuestros lectores: si la leptina es la hormona de la saciedad ¿por qué hay un exceso en las personas con sobrepeso?
Veamos algunos datos para comprenderlo:
  • La leptina es una hormona producida en su mayoría por los adipocitos (células grasas).
  • Es lo que se conoce como una “hormona de señalización”, es decir, se comunica con el hipotálamo para decirle cuándo debemos parar de comer tras analizar que ya hemos obtenido la suficiente grasa de la comida en sí.
  • Ahora bien, lo que sucede con las personas con sobrepeso es algo muy llamativo: padecen una resistencia a la leptina.
  • Las personas con obesidad tienen niveles muy altos de leptina en la sangre, es decir, la acumulan sin que esta actúe como tendría que hacerlo.
Por lo tanto, es común que tarden más en sentirse saciados.
A su vez, otro problema que puede afectar a esta resistencia ante la leptina es que padezcamos algún problema en el propio hipotálamo, perdiendo así la sensibilidad hacia esta hormona.

¿Qué podemos hacer para reducir la resistencia a la leptina?

  • Evita los alimentos inflamatorios
  • Consumir alimentos con grasas buenas: aceite de oliva, salmón, aguacates…
  • Dormir entre 7 y 9 horas diarias
  • Practicar ejercicio regular

2. La leptina, la hormona de la saciedad, tiene muchas más funciones

Aprender a comer

Sabemos ya que una de las finalidades de esta hormona es enviar señales al hipotálamo para advertirle de que ya hemos obtenido la suficiente energía, y que podemos dejar de comer porque estamos saciados.
Sin embargo, la también conocida como proteína PN tiene también otras funciones:
  • Inhibe la producción de otras hormonas y otros péptidos que aumentarían nuestros deseos de comer, como puede ser el neuropéptido Y.
  • Asimismo, y este dato es interesante, la leptina aumenta el gasto calórico y metabólico, es decir, acelera el metabolismo para permitirnos perder peso o eliminar ese exceso que nos sobra.

3. Las dietas muy estrictas harán que se reduzcan tus niveles de leptina

Hay un dato que conviene recordar: las personas que llevan a cabo dietas muy estrictas lo que provocan es que se reduzca la actividad al máximo de la principal hormona de la saciedad.
  • Así, las dietas de muy bajo valor calórico o lo que todos conocemos como “dietas milagro” suponen en realidad todo un riesgo para nuestra salud.
  • Los niveles de leptina caen, nuestro metabolismo se vuelve muy lento, la sensación de hambre es más intensa y el nivel de energía de nuestro organismo decae.
¿De verdad valen la pena este tipo de dietas? Evidentemente, no.

4. El estrés puede hacernos subir de peso debido a la leptina

Estres
Lo sabemos, hay personas que, cuando atraviesan una época de mucho estrés, bajan de peso. Sin embargo, es común que a quien esté sometido a lo que se conoce como “estrés crónico” le suceda todo lo contrario.
Las razones de que esto sea así se explicarían de la siguiente forma:
  • A mayor estrés, mayor nivel de cortisol en sangre.
  • Cuanto más cortisol, más se reduce la presencia de la leptina.
En consecuencia, lo que sucede es algo que una buena parte de la población ya conoce: más sensación de hambre, más placer al comer y menos gasto energético.

5. Leptina: ¿es el mejor remedio para poder bajar de peso?

Es muy posible que más de uno esté pensando ya en cómo incrementar la actividad de la lectina para que nos permita sentirnos saciados antes y comer mucho menos.
  • Bien, cabe señalar que la hormona de la saciedad trabaja en sintonía con nuestro cerebro.
  • Por tanto, jamás le mandaría una señal para advertirle de que dejemos de comer cuando necesitamos más nutrientes, más energía.
  • Sería, por tanto, ir en contra de nuestra salud y no es lo adecuado.
Con todo ello queremos dejar algo muy claro: no es recomendable comprar complementos dietéticos que dicen tener leptina con el fin de potenciar nuestra saciedad, al igual que no es saludable someternos a dietas milagro o muy estrictas.

Si sufrimos sobrepeso, lo ideal es acudir al médico
 para detectar si hay detrás algún problema hormonal.Cuáles son los deportes
Asimismo, si de verdad queremos cuidar de nuestros niveles de leptina y de su correcta funcionalidad, no dudemos en llevar una dieta adecuada, practicar algo de ejercicio y gestionar de forma adecuada el estrés y la ansiedad.

https://mejorconsalud.com

viernes, 22 de septiembre de 2017

Los 7 errores que debes evitar al adoptar una dieta para perder peso


Cuando queremos perder peso debemos hacernos a la idea de que la dieta no es temporal, sino que se trata de un cambio permanente de hábitos para poder mantenernos sanos

Cuando de bajar de peso se trata, la alimentación es uno de los pilares más importantes.
Aunque es necesario complementarla con una rutina de ejercicio y otros hábitos saludables, esta desempeña un papel irremplazable.
Una dieta saludable y balanceada permite combatir el exceso de peso y, sobre todo, ayuda a estabilizarlo para mantener el cuerpo saludable.
El problema es que, en el afán por perder kilos, algunos cometen errores dietariosque, lejos de ayudar, se vuelven un obstáculo para llegar al objetivo.
Lo más preocupante es que muchos están llevando un plan alimentario basado en falsas creencias y, producto de esto, están sufriendo varios problemas de salud.
Por esta razón es primordial reconocer las cosas que se deben evitar y, en especial, entender que la pérdida de peso no se consigue de la noche a la mañana.
¡Mucha atención!

1. Saltarse comidas

dietas milagro
Cientos de personas piensan que pueden perder peso si se ahorran unas cuantas calorías al pasarse por alto una de las comidas principales.
Lo cierto es que, lejos de obtener algún beneficio, esta práctica tiene efectos contraproducentes que impiden reducir esos kilos de más.
  • En primer lugar, el cuerpo lo detecta como “escasez” y, por lo tanto, activa las hormonas que nos hacen almacenar las reservas de energía en forma de grasa.
  • Esto ralentiza las funciones metabólicas y, por lo tanto, se reduce la quema de calorías.
  • Además, hay altas probabilidades de tener más ansiedad por la comida en horas posteriores.

2. Adoptar dietas milagro

Las populares dietas “milagro” son aquellas que prometen dar sorprendentes resultados en cuestión de días o un par de semanas.
Se trata de planes alimenticios extremadamente hipocalóricos que, la mayor parte de las veces, carecen de nutrientes esenciales.
  • Aunque es cierto que ayudan a perder peso rápido, producen deficiencias que ponen en peligro la salud.
  • A mediano y largo plazo generan trastornos metabólicos que hacen recuperar en poco tiempo el peso perdido.
  • Provocan debilidad y fatiga, interrumpiendo las actividades cotidianas.
  • Generan disminución de la masa muscular y, por si fuera poco, afectan la salud ósea.

3. Hacer una mala elección de batidos

Fresh Organic Blueberry Smoothie
Los batidos y zumos naturales se han considerado un gran complemento para perder peso de forma saludable, sin pasar hambre.
No obstante, algunas combinaciones de ingredientes crean bebidas con demasiadas calorías, lo cual impide ver los resultados de la dieta.
  • Es importante hacer una elección saludable, preferiblemente elaborada con frutas y vegetales bajos en calorías.
  • Evita las opciones preparadas con yogur o leche entera.
  • No los endulces con azúcares o jarabes.
  • No les agregues crema batida, o similares.

4. Obsesionarse con las calorías

Es cierto que un plan de alimentación sano debe ser moderado en calorías para poder disminuir los kilos restantes.
Sin embargo, no se trata de obsesionarse en contar las calorías, ya que también hay que tener en cuenta la calidad nutricional del alimento.
Así las cosas, es primordial que la dieta incluya fuentes de:
  • Proteínas de alta calidad
  • Ácidos grasos omega 3
  • Antioxidantes
  • Fibra dietética
  • Vitaminas y minerales

5. Elegir complementos no saludables

salsas para ensaladas
Otro de los errores frecuentes entre los que están tratando de bajar de peso es reducir las propiedades de sus platos saludables con complementos llenos de calorías y sustancias añadidos.
De nada sirve preparar una deliciosa ensalada con vegetales frescos si se cubre con un aderezo lleno de grasa o azúcar refinada.
      Aunque sabemos que mejoran mucho el sabor, lo más adecuado es limitar su consumo.
  • Opta por aderezos hechos en casa, elaborados con aceite de oliva, limón y finas hierbas.

6. Consumir demasiados productos light

Por los grandes anuncios que hace la industria alimentaria, muchas personas creen que la mejor opción dietaria es aquella basada en productos con etiquetas “light”.
Si bien muchos de estos alimentos son más ligeros en calorías en comparación con sus versiones habituales, eso no quiere decir que sean más sanos y que no engorden.
  • Es fundamental tener en cuenta que también contienen carbohidratos, grasas y muchos añadidos que no son buenos para el organismo.
  • Aunque algunos complementan la dieta, no deben ser la base de esta ni se deben ingerir de forma excesiva.

7. No ser constantes

Deseo insaciable de comer
¡Mucho cuidado! Este es uno de los errores principales.
La falta de constancia con la alimentación saludable es la razón por la que muchos no consiguen mantener un peso sano.
  • De nada sirve comer sano y perder kilos si después se recuperan volviendo a los antiguos hábitos alimenticios.
  • Se debe mantener la fuerza de voluntad y disciplina para comer sano como parte del estilo de vida.
  • El cambio de alimentación no debe hacerse por temporadas: es permanente.
¿Cometes alguno de estos errores? Si es así, o no consigues perder peso, procura atender las recomendaciones dadas en cada caso y no pases por alto aquello que puede ser perjudicial.

 https://mejorconsalud.com

jueves, 21 de septiembre de 2017

Reflexión: Las cuatro velas


Las cuatro velas se quemaban lentamente.
En el ambiente había tal silencio que se podía oír el diálogo que mantenían.
La primera dijo:
– ¡YO SOY LA PAZ!
Pero las personas no consiguen mantenerme.
Creo que me voy a apagar.
Y, disminuyendo su fuego rápidamente, se apagó por completo.
Dijo la segunda:
– ¡YO SOY LA FE!
Lamentablemente a los hombres les parezco superflua.
Las personas no quieren saber de mi.
No tiene sentido permanecer encendida.
Cuando terminó de hablar, una brisa pasó suavemente sobre ella y se apagó.
Rápida y triste la tercera vela se manifestó:
– ¡YO SOY EL AMOR!
No tengo fuerzas para seguir encendida.
Las personas me dejan a un lado y no comprenden mi importancia. Se olvidan hasta de aquellos que están muy cerca y les aman.
Y, sin esperar más, se apagó.

De repente…

Entró un niño y vió las tres velas apagadas.
-Pero, ¿qué es esto?. Deberíais estar encendidas hasta el final.
Al decir esto comenzó a llorar.
Entonces, la cuarta vela habló:
– No tengas miedo, mientras yo tenga fuego, podremos encender las demás velas.
YO SOY ¡LA ESPERANZA!
Con los ojos brillantes, agarró la vela que todavía ardía…
Y encendió las demás.

¡Que la esperanza nunca se apague dentro de nosotros!

…y que cada uno de nosotros sepamos ser la herramienta que los niños necesitan para mantener la Esperanza, la Fe, la Paz y el Amor.
Autor desconocido

miércoles, 20 de septiembre de 2017

7 hábitos que te ayudan a prevenir la osteoporosis


7 hábitos que te ayudan a prevenir la osteoporosis

Además de ser perjudiciales para nuestra salud general, tanto el tabaco como el alcohol afectan negativamente a los huesos y pueden favorecer el desarrollo de osteoporosis, por lo que es fundamental evitarlos

La osteoporosis es una enfermedad crónica del sistema óseo que incrementa el riesgo de fracturas, dolores severos y otros síntomas que reducen la calidad de vida.
Su principal causa es la deficiencia de calcio y vitamina D, aunque también está relacionada con cambios hormonales, traumatismos y factores genéticos.
Esta se genera cuando las piezas óseas sufren desintegración de su microarquitectura interna, lo cual reduce su densidad, capacidad de soporte y fuerza.
A menudo afecta los huesos de la cadera, la columna vertebral y las manos, pero puede originarse en cualquier otra zona de la estructura ósea.
Si bien es más común durante la tercera edad, muchos lo desarrollan de forma prematura debido a la práctica de malos hábitos y la exposición a las toxinas.
Lo más preocupante es que no se manifiesta de forma contundente en sus etapas iniciales y, debido a esto, un gran número de casos se detectan cuando ya ha generado complicaciones.
Por esta razón es fundamental llevar un estilo de vida saludable y, en lo posible, adoptar prácticas que ayuden a disminuir el riesgo.
¡Descúbrelas!

1. Incrementa el consumo de calcio

Alimentos ricos en calcio
El calcio es uno de los minerales esenciales que ayudan a mantener la densidad de las piezas óseas, evitando su debilitamiento y fractura.
Su correcta absorción fortalece todo el sistema óseo y evita el desarrollo de trastornos asociados a los desequilibrios inflamatorios.
Si bien puede tomarse en suplementos, lo mejor es obtenerlo de fuentes naturales como:
  • Leche y productos lácteos
  • Vegetales crucíferos
  • Soja
  • Frutos secos
  • Cebolla
  • Pescado azul y mariscos
  • Cítricos
  • Frambuesas

2. Asegura tu absorción de vitamina D

La correcta absorción de vitamina D es un factor clave para la prevención de la descalcificación de los huesos y las fracturas.
Este nutriente ayuda a fijar el calcio en los huesos, favorece la absorción del mineral en el intestino y, adicional a esto, impide que se excrete en grandes cantidades a través de la orina.
Suele absorberse con baños de sol, de 15 o 20 minutos, aunque también se puede conseguir a través del consumo de algunos alimentos saludables.
Entre las fuentes significativas cabe destacar:
  • Huevos
  • Salmón
  • Hígado
  • Cereales enriquecidos
  • Setas
  • Lácteos

3. Evita el consumo de tabaco

No-fumar
Tanto los fumadores activos como los pasivos tienen altas probabilidades de sufrir osteoporosis al llegar a su edad adulta.
El tabaco está fabricado con sustancias químicas tóxicas que, además de reducir la densidad ósea, afectan los procesos de absorción de calcio en el intestino.
  • Así las cosas, para evitar esta enfermedad crónica es fundamental evitar el tabaquismo por todos los medios.

4. Realiza ejercicio regular

La práctica regular de ejercicio físico desde edades jóvenes es uno de los factores claves para evitar patologías como la osteoporosis al llegar a la edad adulta.
Este hábito vence los efectos negativos del sedentarismo, previene la obesidad y ayuda a mantener las piezas óseas fuertes para evitar lesiones y fracturas.
  • Basta con dedicarle 30 minutos, mínimo 3 veces a la semana, para disfrutar sus beneficios.

5. Cuida tu postura corporal

Adoptar una postura adecuada
Miles de personas ignoran cuán importante es la postura corporal para prevenir el desarrollo de osteoporosis y afecciones inflamatorias.
Si bien al principio no genera efectos significativos, una mala postura puede provocar lesiones y debilitamiento en los huesos.
  • Vigila la forma en que caminas, cómo te sientas y qué posición adopta tu cuerpo al acostarte.

6. Evita el consumo de bebidas alcohólicas

Las toxinas que contienen las bebidas alcohólicas incrementan el deterioro de los huesos y, por consiguiente, son un factor de riesgo para la osteoporosis.
Hay estudios que confirman que ingerir estas bebidas, en conjunto con otros malos hábitos de vida, puede tener un fuerte impacto en la salud ósea.

7. Mantén un peso saludable

Persona pesándose en una báscula
El exceso de peso corporal es un factor de riesgo de osteoporosis y enfermedades óseas inflamatorias como la osteoartritis.
Tanto la obesidad como el sobrepeso implican un mayor desgaste de los huesos, lo que eleva las probabilidades de sufrir estas afecciones.
  • Es primordial vigilar el peso corporal y adoptar todo tipo de medidas para mantenerlo en niveles sanos y estables.
Además de los consejos mencionados, recuerda que debes evitar exponerte a caídas o sobresfuerzos que puedan causarle daños a las piezas óseas.
Hazte chequeos médicos regulares, sobre todo si tienes antecedentes familiares de esta enfermedad.
https://mejorconsalud.com

martes, 19 de septiembre de 2017

Qué semillas incorporar a la dieta


Lo mejor de las semillas es que, gracias a su sabor neutro, podemos combinarlas tanto con platos dulces como salados e incluso en bebidas para aprovechar todos sus beneficios
Come semillas para estar más sano

Aunque incorporar semillas a la alimentación pueda parece algo “moderno”, este hábito se lleva a cabo desde hace siglos.
Estas aportan muchos beneficios para nuestra salud y belleza. En este artículo te contamos cuáles son algunas de las que deberías añadir a tu dieta.

Semillas que no deben faltar en tu alimentación

En las tiendas y mercados podemos encontrar una buena cantidad de productos que incluyen semillas en su composición.
Y, más allá de pensar que se trate de una moda seguida por vegetarianos o celebridades, lo cierto es que se trata de alimentos muy nutritivos que merece la pena aprovechar.
Estas son algunas de las semillas que puedes incorporar a la dieta:

1. Semillas de chía

Son ricas en hierro, calcio y ácidos grasos omega 3. Además, presentan una buena dosis de fibra, por lo cual son saciantes y se recomiendan para personas que están realizando dietas para perder peso.
A su vez las semillas de chía eliminan toxinas, evitan el envejecimiento prematuro de la piel y regeneran tejidos.
  • Antes de consumirlas es muy importante ponerlas en remojo con agua durante, al menos, 10 minutos.
  • Se formará una especie de “gelatina” la cual se puede añadir a los zumos o batidos de frutas y verduras.
  • Otra opción es mezclar con el queso untable en las tostadas o galletas del desayuno, o bien con el yogur o la leche junto a avena y almendras.

2. Semillas de granada

Esta rica fruta colorada tiene en su interior semillas que se pueden comer en muchas preparaciones dulces o saladas.
  • Rica en antioxidantes, la granada combate los efectos de los radicales libres y mejora la salud celular.
  • Entre los nutrientes que aportan estas semillas encontramos los polifenoles que previenen las enfermedades cardíacas y la vitamina C que refuerza el sistema inmunitario.
  • Además sirven para prevenir la formación de coágulos en la sangre, mantener la elasticidad de los vasos sanguíneos y estimular la circulación.
  • Como si no fuese suficiente, las semillas de granada evitan el desarrollo de artritis y de enfermedades óseas.
  • Se pueden incorporar a las ensaladas verdes, a los jugos naturales, a las tartas y pasteles.

3. Semillas de sésamo

semillas-de-sesamo
Se trata de una gran fuente de proteínas y grasas “buenas” así como de lecitina, hierro, zinc y calcio.
  • Las semillas de sésamo regulan los niveles de colesterol y le dan un toque diferente a las comidas.
  •  Lo mejor es comprarlas crudas y luego tostarlas sin aceite durante unos minutos.
  • Combinan a la perfección con ensaladas, cremas, tartas y panes. Espolvorea un poco de sésamo por encima de tus comidas y cambiarán completamente.

4. Semillas de calabaza

Tienen muchas propiedades como, por ejemplo, regular el colesterol y suavizar algunos problemas de la piel.
  • Conviene consumir semillas de calabaza por la mañana, para controlar el peso, debido a que es un alimento calórico.
  • De lo contrario se pueden ingerir por la tarde ya que, al contener magnesio y vitamina B, sintetizan la serotonina y estabilizan el sistema nervioso.
  • Son ideales, por lo tanto, para los que padecen insomnio y otras dificultades para conciliar el sueño.
Se pueden consumir como tentempié a media mañana. Un puñado es suficiente. Como es necesario masticarlas bien pueden servir si tenemos mucha ansiedad.
Otra opción es remojarlas toda la noche y al otro día licuarlas con esencia de vainilla o canela.

5. Semillas de lino

Beneficios de las semillas de lino
Muy pequeñas pero a la vez muy nutritivas. Se trata de una excelente fuente de fibra alimentaria que permite regular el sistema digestivo. Además las semillas de lino aportan polifenoles y ácido linoleico.
Estos nutrientes tienen muchos beneficios para nuestra salud como por ejemploactuar como un potente antiinflamatorio y regular la producción hormonal (se recomienda el lino en mujeres en su período menstrual o durante la menopausia).
Dos de las principales ventajas del lino son que mantiene la regularidad del movimiento intestinal y prolonga la saciedad por más tiempo. Ideal para las personas que sufren estreñimiento, tiene ansiedad por la comida o desean bajar de peso.
Las semillas de lino son muy versátiles y se pueden añadir a las ensaladas, a los panes, a los postres, a las galletas o a los yogures y batidos.

6. Semillas de quinoa

Podría decirse que es una de las últimas semillas que se hicieron conocidas a nivel mundial pero que tienen cientos de años de utilización en América del Sur.
La quinoa tiene muchas propiedades debido a que aporta hierro, fibras, fósforo, proteínas y aminoácidos esenciales.
Estas semillas, además, son muy saciantes y se aconsejan en personas que realizan dietas para perder peso.
Antes de consumir la quinoa es fundamental hervirla con agua y sin sal varios minutos. Luego se la puede añadir a las ensaladas, al arroz, a las tartas o como reemplazo de los cereales.

7. Semillas de amaranto

Es una de las menos conocidas, pero son realmente nutritivas.
Antioxidantes, con una buena concentración de ácido fólico, bajas en grasas y repletas de proteínas vegetales las semillas de amaranto nos permiten relajarnos y mantener el sistema nervioso central en buen estado.
Se pueden consumir en guisos, cremas, sopas o espolvoreadas encima de una tostada con queso magro.

https://mejorconsalud.com

lunes, 18 de septiembre de 2017

9 beneficios del chucrut o col fermentada

El chucut, también conocido como sauerkraut (en alemán) o choucroute (en francés), en el producto final de la fermentación de hojas la col. Forma parte de la gastronomía de países como Francia, Alemania, Polonia o Rusia. En China hace mil años los médicos recomendaban beber el jugo de col fermentada para preservar la salud y fortalecer el sistema inmunológico
Teniendo en cuenta que la col es una hortaliza de gran valor nutricional (al igual que otras hortalizas de la familia de las crucíferas como la coliflor, las coles de Bruselas o el brócoli), el resultado de su fermentación, el chucrut, tiene el enorme beneficio de que se multiplican esas propiedades beneficiosas durante el proceso de la fermentación láctica.
.

9 beneficios del chucrut o col fermentada

1. Durante la fermentación de la col las bacterias se multiplican, favoreciendo el efecto probiótico que tan beneficioso resulta a nuestra flora bacteriana. Nuestros intestinos contienen bacterias beneficiosas que se encargan de llevar a cabo muchas tareas importantes, como por ejemplo mantener los organismos patógenos (incluyendo hongos como la cándida) bajo control. Estas bacterias también favorecen la absorción de los nutrientes de los alimentos que comemos, restauran o protegen nuestro intestino de los efectos de los medicamentos (antibióticos) y nos defienden ante infecciones.
2. El chucrut es rico en vitaminas A, B1, B2 y C. La vitamina C es necesaria para la absorción del hierro además de ser necesaria para numerosas reacciones en nuestro organismo. Por eso la vitamina C es imprescindible para evitar la anemia. Por otra parte las vitaminas B1 y B2 son muy importantes para nuestro sistema nervioso, interviniendo en el proceso del aprendizaje y la memoria, también retrasan el envejecimiento, cuidan nuestro cabello y uñas y son imprescindibles para las etapas del crecimiento. La vitamina A previene las cataratas y el glaucoma y participa en el desarrollo de los huesos.
3. La col fermentada tiene ácido láctico que contiene bacterias buenas que mejoran la digestión y la absorción de nutrientes. Por este motivo los probióticos son muy beneficiosos para las personas que tienen problemas digestivos por falta o malafunción de las enzimas digestivas. regular la microflora bacteriana del intestino y controlarla reduciendo el número de radicales libres
4. Nos aporta minerales como el calcio, el hierrofósforo o el magnesio. Minerales muy importantes para que nuestros huesos puedan crecer bien, nuestros músculos no tengan carencias o que nuestro sistema nervioso pueda llevar a cabo sus funciones.
5. Aumenta el proceso depurativo del organismo y mejora dolencias como la gota (ácido úrico alto), la artritis, etc.
6. La col fermentada es rica en enzimas, que son los catalizadores de muchos procesos químicos que ocurren en nuestro organismo siendo esenciales para una buena salud. Las enzimas se van reduciendo a medida que envejecemos y por malos hábitos alimenticios, la cafeína, el alcohol, el tabaco o medicamentos.
7. Incorporando col fermentada a nuestra dieta estamos ayudando a mejorar los desórdenes digestivos, el intestino inflamado o la diarrea y el estreñimiento.
8. Los probióticos favorecen el funcionamiento de órganos tan importantes como el hígado y el páncreas
9. El chucrut mejora nuestro sistema inmunológico. Gracias a éste podemos evitar y combatir desde el resfriado común a colitis, alergias o cistitis, e incluso se ha comprobado que es capaz de inhibir el desarrollo de células cancerígenas. Ya se han realizado varios estudios que concluyen que el chucrut o col fermentada es capaz de reducir el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer como por ejemplo el de mama, colon, pulmón, hígado o próstata.
Puedes comer el chucrut como acompañamiento de platos fríos o calientes.
El chucrut se debe hacer en casa porque el que venden está pasteurizado y no contiene estos beneficios. ¿Quieres aprender a hacer chucrut en casa? 

http://www.ecoagricultor.com